Contáctanos

OPINIÓN

Carta abierta a El Colombiano

Publicado

el

opinion
Facebook
Twitter
Instagram
Whatsapp
Follow by Email

Por: Daniel Zapata

Con preocupación y un tanto de gracia, ven los medellinenses desde las gradas la degradación de El Colombiano, un medio histórico de la ciudad que ha enfilado sus baterías a un ataque sistemático en el que los mínimos del periodismo se pasan por alto y se reemplazan en “presunciones”.

Titulares amañados, hostigamientos, relaciones inventadas para justificar sus tesis y ataques personales son el nuevo modus operandi de un medio al que en redes llaman “El Calumniano” porque no ha pasado desapercibido su nuevo estilo cero periodístico y lleno de impresiones que ha saltado de un tiempo para acá.

Siempre hemos tenido claro que el periódico es de derecha, elitista y segregador, que cuenta la realidad desde su acaudalada posición en la que miran la ciudad desde arriba y en una especie de burbuja, esa que querían vender desde su posición de medio predominante y que hoy, al ver afectados sus ingresos intentan hacer vender una ciudad en crisis.

La mala noticia para el medio es que la ciudadanía recibe sus “noticias” con beneficio de inventario, que su nefasta línea periodística no es sino aceptada por ese público que vivía al igual que ellos de una política excluyente y, peor aún, que el papel social con el que intentan desnudar la Medellín “que va mal” no se les da bien y la gente no les cree.

También es importante generar una reflexión respecto a las actuaciones que viene realizando, la persecución a medios pequeños, emergentes y con un gran talento detrás a los que acusa y pone en la palestra pública por simple guerra de egos y por hacer parte de un esquema que pretende denunciar en su oposición férrea a la actual administración.

Se han esforzado por ser un medio que da más pena que información.

Facebook
Twitter
Instagram
Whatsapp
Follow by Email

TENDENCIAS