Contáctanos

PRONTUARIO

Clan Guerra Hoyos ganaba más de 80 millones mensuales gracias a la corrupción en el Concejo de Medellín

Publicado

el

Facebook
Twitter
Instagram
Whatsapp
Follow by Email

Bernardo Alejandro Guerra, fue concejal de Medellín desde 2008 hasta 2019, año en el que se le decretó pérdida de investidura por comprobarse que sobrepasó los límites en la financiación de su campaña en 2015 y por incurrir en la vulneración del régimen de conflicto de intereses al interior del Concejo.

Lo que no dice el promotor de la revocatoria es que, solamente entre 2016 y 2017 sus ingresos mensuales y los de su familia sobrepasaban los $80 millones pesos de los cuales solo el 8,73 % de estos correspondían al salario devengado como concejal y el otro 91,27% de los contratos fraudulentos que otorgaba Guerra Hoyos desde el Concejo de Medellín.

El salario promedio de un concejal de Medellín, en 2016 y 2017 cuando Guerra tuvo su bonanza de contratos fraudulentos era de $84.150.429 pesos anuales, pero el valor de los contratos que celebraron él y su familia con entidades públicas fue de $879.664.230 pesos, es decir, mensualmente el Clan Guerra Hoyos recibía ingresos de hasta $ 80.317.888 pesos mensuales por concepto de contratos fraudulentos, además de los $7.012.535 pesos mensuales que recibía Bernardo por sus honorarios en el Concejo, una suma que sobrepasa por mucho el promedio de ingresos de la población antioqueña.

Los contratos de la corrupción

Como lo reveló anteriormente NT24 en artículo titulado Prontuario de Bernardo Guerra, los contratos celebrados entre esta familia y entidades públicas fueron:

En primer lugar, con la Fundación Sembrando País, propiedad de Bernardo Alejandro Guerra y su hermano Andrés, ex diputado de Antioquia, la cual suscribió un total de 6 contratos con Telemedellín por un valor de $125.500.000 pesos entre 2016 y 2018. Además, el concejo de Medellín también contrató por un valor de $5.000.000 pesos en dos ocasiones con la Fundación Sembremos País, entre el 2017 y 2018.

Posteriormente, la contraloría en cabeza de Bonilla -elegida por Bernardo Alejandro en el Concejo- contrató con la emisora Ondas de la Montaña, propiedad de Federico Guerra Hoyos, hermano de Bernardo Alejandro, 3 contratos por valor de $13.500.000 pesos, como consta en las Orden 139 de 2016, Orden 75 de 2017 y Orden 092 de 2017. Esta emisora también suscribió 8 contratos con Telemedellín entre 2016 y 2018 por un valor de $242.475.000 en total.

Fanny Patricia Guerra, hermana paterna del exconcejal Guerra, celebró 3 contratos con Telemedellín entre 2017 y 2018, por valor de $17.747.550 pesos en el programa “Viva la Vida” que se emitía en la emisora Ondas de la Montaña.

Además, María Clara Arroyave del Río, cuñada de Bernardo Guerra, también suscribió 2 convenios interadministrativos con ITM y Pascual Bravo por valor de $59.047.147 pesos.

La ambición por más riquezas y las ansias de poder conllevan a la corrupción en las empresas públicas, las cuales año tras año han sido utilizadas para lucrar a servidores públicos que deben velar por el correcto funcionamiento de estas. En definitiva, resulta curioso que el ‘Clan Guerra Hoyos’ proclame que quiere recuperar a Medellín ya que lo que pareciera es que quisieran recuperar la “gallina de los huevos de oro” que promete hacerlos más ricos cada día.

Facebook
Twitter
Instagram
Whatsapp
Follow by Email

Facebook

CARICATURA

TENDENCIAS