Contáctanos

PRONTUARIO

El prontuario de Margarita María Restrepo Arango

Publicado

el

Facebook
Twitter
Instagram
Whatsapp
Follow by Email

Como muchos otros miembros del Centro Democrático, Margarita Restrepo no se queda por fuera de los reflectores de los escándalos de corrupción y/o otros delitos que preceden a su bancada política. Pues bien, sin importar que tan largo o corto sea el recorrido en la política, siempre hay una denuncia, una prueba o un hecho que nos hace cuestionarnos quiénes son realmente los que nos representan y administran el erario público.

Entrando en materia, Margarita Restrepo Arango, nació en Medellín en 1971, trabajó en el sector privado y comenzó su trayectoria política cuando se unió activamente al uribismo en 2010, fue cofundadora del partido Centro Democrático y apoyada por este, se convirtió en Representante a la Cámara por Antioquia, mediante lista cerrada en el periodo de 2014-2018 y reelegida para el periodo de 2018-2022.

En su primer periodo como Representante, fue acusada de haber incurrido en falsedad de documento público, ya que, aseguró haber culminado su pregrado de comunicación social y periodismo en la Universidad Pontificia Bolivariana-UPB-, pero en realidad, solo cursó siete semestres.

A pesar de que la misma Restrepo afirmara a un medio de comunicación que no culminó sus estudios en la UPB, y que tenía pruebas que ratifican que ella dejó clara esta situación cuando se inscribió a la Cámara de Representantes, no mostró pruebas que indicaran su inocencia. Además, en su página oficial se declara que Restrepo “Ingresó a la Universidad Pontificia Bolivariana, donde realizó estudios de Comunicación Social – Periodismo”, enunciado que ínsita a pensar erróneamente a quien lo lea, mostrando una clara falta de transparencia por parte de la congresista.

A su defensa salió José Obdulio Gaviria, primo de Pablo Escobar Gaviria, de quien dicen, es mentor de Restrepo, quien afirmó que tener un título universitario, no es requisito para llegar a la Cámara de Representantes, cosa que no contradecimos, pero, lo que no es lícito y leal es inducir al error a los electores, y hacer que estos crean que su candidato/a cuenta con estudios que en realidad no tiene.

Pero este no ha sido el único escándalo de Restrepo Arango, pues, en 2018 tres dirigentes de su campaña de reelección a la Cámara por Antioquia fueron imputados y condenados por los delitos de estafa agravada y corrupción al sufragante. Los implicados son Alejandro Cuartas, Elizabeth Jaramillo y Daniela Vélez, estos se desempeñaban como líderes que publicitaron la campaña de Restrepo en la Ciudad de Medellín, ofreciendo viajes, dispositivos electrónicos, subsidios de vivienda y dinero a cambio de votos. Tras las pruebas documentales y testimoniales que corroboran que estas personas sí hicieron estos ofrecimientos, Cuartas aceptó los delitos cometidos ante los jueces y fue enviado a la cárcel, Vélez y Jaramillo están pagando su condena en prisión domiciliaria.

Según las víctimas de estos sucesos, a Alejandro Cuartas, Daniela Vélez y Elizabeth Jaramillo se les habrían consignado 430 viajes a San Andrés, 211 tabletas a 30 mil pesos, 25 paseos a Panamá a 350 mil pesos por personas, 41 subsidios de vivienda de un millón 635 mil pesos y 40 televisores a 350 mil pesos, en total, $147. 715.000 pesos, dinero que no fue devuelto.

La vocera de las víctimas implicadas en esta estafa y denunciante, Irene Gallego Vargas afirmó que, en una reunión en una finca en Copacabana, Margarita Restrepo manifestó que Cuartas era “un líder indispensable y que confiaba plenamente en él, hasta el punto de que le iba a dar un aval para la Asamblea (de Antioquia)”. Como lo muestra Gallego en fotos, Cuartas y Restrepo eran muy cercanos, es más, él lideraba los discursos políticos promoviendo la candidatura de la representante Restrepo entre los asistentes de los viajes en presencia de Irene Gallego.

“Nunca sospechamos porque siempre veíamos al Partido y la candidata en los eventos” afirma la denominada líder del grupo del Pueblito Paisa, Irene Gallego.

Restrepo Arango rechazó estos actos mediante un comunicado a la opinión pública, sin embargo, para varios políticos -y para todos-, es muy difícil de creer que, coordinadores de campañas financien este tipo de dádivas (tan costosas) a cambio de votos con su propio dinero y sin que en ello medie una orden o indicación de quien fue la beneficiada directa (Margarita Restrepo) de esos votos ilegales y del dinero recogido mediante la estafa.
Irene Gallego y otros dos líderes de otras zonas de Medellín, se vieron motivados a interponer la denuncia ante la Fiscalía en primer lugar, porque se consideraban estafados, pero también porque recibieron llamadas de amenaza contra sus vidas al denunciar estos delitos.

También, hubo una grave acusación por la presunta participación de John Jairo Velásquez Vásquez, alias “Popeye”, exsicario del Cartel de Medellín, en la compra de votos a favor de la representante del Centro Democrático, Restrepo, contra quien se compulsaron copias por hechos de corrupción electoral ante la Corte Suprema. Recordemos que, Alias “Popeye” fue condenado con privación de su libertad por extorsionar y amenazar a votantes del Sí en el Plebiscito y a seguidores del senador y precandidato presidencial, Gustavo Petro.

Luego de leer todo esto, podríamos llamar los escándalos que rodean las campañas de la congresista Margarita Restrepo como, negociando entre criminales, considerando que, ella defiende fervientemente los derechos y la constitución, pero se rodea de personas que, buscando el beneficio de Restrepo, solo engañan y estafan a personas que depositan su confianza en ellos, ¡bandidos! En todo el sentido de la palabra.

Facebook
Twitter
Instagram
Whatsapp
Follow by Email

Facebook

CARICATURA

TENDENCIAS