Contáctanos

Publicado

el

Facebook
Twitter
Instagram
Whatsapp
Follow by Email

El recién llegado al Concejo de Medellín, Julio González Villa, protagonizó un bochornoso espectáculo en un debate de control político, pues al ver que sus despectivos calificativos no tenían piso, perdió la postura y comenzó a vociferar contra la administración pública y sus funcionarios.

Todo se dio en el debate del recinto este jueves en el control de la ejecución del plan de desarrollo. En su intervención, más que el trabajo juicioso y responsable que la dignidad que su cargo le exige, se dedicó a descalificar a los funcionarios. Sin embargo, esta conducta era esperada pues se ha convertido en costumbre.

A sus improperios, recibió respuestas con cifras contundentes y datos bien argumentados, basados en métricas que se hacen a nivel nacional lo que desató la furia del señor González que comenzó a gritar y pedir respeto a la réplica porque el funcionario se había levantado de su silla y a pedir que estudiaran el Estatuto de Oposición.

Lo más particular e irónico del caso es que pide respeto por una ley que existe gracias al proceso de paz, el mismo que su partido ha atacado sistemáticamente y se ha dedicado a hacer trizas. Todo un genio.
Cuando se esperaba que el debate en el Concejo de Medellín en el que se evalúa el avance del Plan de Desarrollo, estuviera marcado por las cifras y los análisis juiciosos, que brillaron por su ausencia en las intervenciones de la oposición a Daniel Quintero, lo que si sobró fueron los insultos y las descalificaciones subidas de tono, hasta el punto en que el presidente de la cooperación tuvo que llamar la atención a los Uribistas presentes.

Lambones, corruptos, mentirosos, irresponsables y una gritería impresionante, marcaron negativamente casi todas las intervenciones de la línea dura y casi irracional del uribismo en el Concejo. Tal es el desubique de esa bancada que ni siquiera discutieron o rebatieron el informe presentado por la administración, que se quedó esperando las preguntas que debería tener un debate de control político y con las carpetas de los informes en la mano.

¡Mesura señores del uribismo!

Facebook
Twitter
Instagram
Whatsapp
Follow by Email

TENDENCIAS