Contáctanos

EL PASQUÍN

La ex de la Casa de Nariño y sus caprichos impidieron trasteo presidencial

Publicado

el

Facebook
Twitter
Instagram
Whatsapp
Follow by Email

Esta semana ha sido noticia que la nueva familia presidencial aún no vive en la Casa de Nariño, a pesar de que desde el 7 de agosto ocurrió el cambio de mando presidencial. La razón por la cual esto sucede es que la ex primera dama, María Juliana Ruiz, consideró que la Casa de Nariño era la vivienda privada de la familia Duque hasta que el país cambiara de presidente y no dejó que la familia Petro viera las instalaciones y dispusiera los cambios respectivos para poder instalarse en la sede presidencial. 

El caso, que fue dado a conocer por el periodista Daniel Coronell en su espacio en la emisora de radio nacional La W, ha causado revuelo en el ámbito nacional pues se suma a las mezquindades que de último minuto realizara Iván Duque contra Gustavo Petro. “Por cuenta de esa decisión de la antigua primera dama, el presidente Petro y los suyos siguen viviendo en su residencia particular”, afirmó Coronell.

Esta vez, la mala acción no solo alcanzaría a los dos representantes de posturas políticas en oposición, sino que las esposas serían quienes tuvieron el desacuerdo. El país recordará los tensionantes minutos de la toma de posesión del pasado 7 de agosto, cuando el presidente Gustavo Petro ordenó a la casa militar que llevara la espada de Bolívar para acompañar el acto y aún entonces Iván Duque jugó artimañas para demostrar su “poderío”.

Como también afirmara la reconocida periodista María Jimena Duzán en su podcast diario “A fondo”, Duque y su familia demostraron durante todo el periodo de gobierno que eran unos niños crueles y egocéntricos que construyeron “el País de Nunca Jamás” para, como el personaje Peter Pan, no dejar crecer a nadie que no fuera su amigo.

Facebook
Twitter
Instagram
Whatsapp
Follow by Email

Facebook

CARICATURA

TENDENCIAS