Contáctanos

INVESTIGACIÓN

Los escándalos de Carlos Ríos el nuevo concejal uribista

Publicado

el

Facebook
Twitter
Instagram
Whatsapp
Follow by Email

El pasado 11 de julio, Carlos Andrés Ríos llegó al Concejo de Medellín en reemplazo de Simón Molina que renunció para asumir la carrera del uribismo por la Alcaldía de la ciudad. Una decisión que no es acompañada por su grupo “Los Paolos”.

La llegada de este concejal uribista “pura sangre” y su pasado, parecen reunir los requisitos para ser parte del colapsado Centro Democrático, pues son varias las investigaciones y escándalos en los que ha estado inmerso el también empresario.

Compra de fusiles de uso exclusivo de las FFMM

Carlos Andrés Ríos Puerta, se desempeñó como viceministro para el Grupo Social y Empresarial del Ministerio de Defensa del ministro Molano, fue candidato del Centro Democrático al Concejo de Medellín pero se quemó y solamente obtuvo 5000 apoyos ciudadanos

Ríos tiene a cuestas una explicación que dar a la ciudad, pues junto a De la Espriella fue uno de los “privilegiados civiles” que compró armamento de uso exclusivo de las FFMM. Se trata de un fusil Galil Ace que fue facturado el pasado 9 de septiembre por un valor superior a los 8 millones de pesos.

En dicho escándalo los cuestionamientos giraron en torno a las razones por las que INDUMIL, empresa de fabricación de armas para las FFMM, estaba vendiendo armamento y munición de guerra a civiles que no deberían tener autorización para comprarlas.

Aunque según lo señaló la investigación de la Nueva Prensa, el fusil fue devuelto por defectuoso, crecen las dudas sobre el interés del militante uribista sobre su interés en la tenencia y uso de esas armas, y si realizó una nueva compra para satisfacer su interés.

Según fuentes citadas por ese medio de comunicación, INDUMIL tendría el encargo de fabricar cerca de 120 fusiles de la misma referencia para personas que el gobierno designa como “privilegiados” para poseer armamento de guerra.

Dineros a campaña de Duque por parte de los socios del controvertido edificio Aquarela

Otro de los escándalos que rodean a Ríos es el revelado el pasado 14 de junio de 2018. En su momento, otra investigación periodística, señaló que la empresa constructora del edificio Aquarela, calificado este como un atentado al patrimonio histórico de Cartagena, entregó dineros a la campaña de Duque a través de Ríos.

El amigo de Carlos Andrés Ríos es Lucas Tamayo, quien reconoció que hizo donaciones a la campaña del Centro Democrático para que, en caso de llegar al gobierno, “tuviera en cuenta al  sector de la construcción” según lo expresado por Camilo Pinilla, abogado de Tamayo.

Es decir, que los permisos de construcción de este edificio que debe ser demolido con plazo hasta diciembre de 2022, pudieron haber tenido algún tipo de influencia de parte de los amigos del gobierno Duque, que han apostado por el “negocio de la construcción”.

Además, los socios de Ríos en dicho proyecto, para minimizar costos, pretendieron venderlo como VIS, vivienda de interés social, lo cual no se corresponde con el precio de venta de los apartamentos, pues los interesados en la compra tenían que pagar una cuota inicial de entre 21 y 30 millones de pesos que era consignada en la fiduciaria Alianza.

Expodefensa y las violaciones de DDHH en Colombia

Por último, Ríos hizo parte del Ministerio de Defensa cómo viceministro para el Grupo Social y Empresarial del Ministerio de Defensa. Dicho grupo ha sido el organizador de la feria de defensa en la que se concretaron varios contratos de compra de armamento con Israel.

Según una investigación realizada por Tadamun Antimili encontró que algunas de las empresas israelís con las que se realizó Expodefensa en 2021 fueron Jenovice, Voyager Labs y Cognyte Technologies. Esta última es recordada en Colombia por proveer la tecnología del sistema de ciber-vigilancia de la Policía Nacional llamado Puma, con el cual se ha perseguido a manifestantes y defensores de DDHH.

Hay otra empresa, denominada Cellebrite que vendió al gobierno colombiano un paquete de herramientas llamadas UFED, especializada en el desbloqueo de dispositivos móviles y con la cual ha trabajado el gobierno uribista.

Estos son algunos de los antecedentes que llegan al Concejo de Medellín de la mano de Carlos Ríos. ¿Este tipo de políticas pensará impulsar en la ciudad?. Sin duda, en caso de materializarse, podría significar una afrenta en contra de la democracia que ha venido ganando terreno en la ciudad y se va materializando en el departamento.

Facebook
Twitter
Instagram
Whatsapp
Follow by Email

Facebook

CARICATURA

TENDENCIAS